A+ A-


El Congreso de Salamanca y nuestras entidades colaboradoras

El XXXIX Congreso de la SEBBM realizado en Salamanca el pasado mes de septiembre fue todo un éxito de asistencia profesional y niUel científico 


El pasado mes de septiembre, entre los días 5 y 8, celebramos en Salamanca el XXXIX congreso de nuestra sociedad. El meticuloso trabajo de año y medio del comité organizador local y de la junta directiva cristalizó en todo un éxito, que percibimos in situ en primera persona y constatamos después a través de las encuestas. 

 

Además de todo este trabajo voluntarioso, el congreso no hubiera sido lo que fue de no haber contado con el inestimable apoyo de nuestras entidades colaboradoras, a las que queremos rendir un merecido reconocimiento en esta sección. 

 

En efecto, el congreso SEBBM no sería posible sin nuestros socios protectores, que año tras año nos aseguran su apoyo y acuden a la cita con ilusión renovada. Este año, en concreto, nuestro agradecimiento va dirigido a Asebio, BIO-RAD, Controltecnica, Fundación MEDINA, Eppendorf, Fisher Scientic, Glaxo Smitkline, Merck Millipore, Panreac Química, Promega Biotech Ibérica, Roche Applied Science, Viajes El Corte Inglés y Waldner.

 

Además, las Fundaciones BBVA, Ramón Areces y L’Oreal-UNESCO nos han permitido disfrutar de prestigiosas guras de la ciencia internacional como conferenciantes plenarios, iluminando la complejidad de sus trabajos con la sencillez que solo los maestros pueden alcanzar. 

 

Por otra parte, La Fundación Lilly, Fisher Scientic, Biotools, Roche, Bruker y Eppendorf nos han ayudado a poner la mirada en el futuro y estimular la sana competencia entre nuestros jóvenes investigadores para hacer a¨orar los mejores talentos.

 

En este contexto, la exposición comercial constituye otro de los puntos fuertes del congreso. Empresas del campo de la bioquímica y la biología molecular ven en el congreso la oportunidad de pulsar la opinión directa de quien se pelea día a día con la realidad tozuda de experimentos que se resisten. La posibilidad de intercambiar impresiones en este entorno ayuda, sin duda, a proporcionar soluciones, a veces ad hoc, a nuestros problemas diarios.

 

Finalmente, pero no por ello menos importante, gracias a las entidades y empresas locales, alejadas en su actividad de la bioquímica pero integrantes de una ciudadanía responsable que cree en la inversión en Ciencia como parte de nuestro futuro. Ellas hicieron posible que las sesiones de pósteres fueran inolvidables y estuvieran llenas de intercambios de ideas. Estamos seguros que más de una, a día de hoy, han fructicado en prometedoras colaboraciones.

 

A todos, pues, muchas gracias desde la SEBBM. Sin vuestra colaboración no sería posible este encuentro anual que muchos de nosotros esperamos con verdadera ilusión.


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en las redes sociales: