A+ A-


Buenas cartas de navegación para un viaje a lo desconocido

En la SEBBM contamos con personas que han desarrollado una larga y fructífera carrera profesional, la mayoría en el entorno público académico y/o sanitario y que atesoran el conocimiento, la experiencia y la perspectiva necesarias para formar a tantas y tantas generaciones de jóvenes científicas y científicos. 

  • Itziar Alkorta

Con paciencia y dedicación les han enseñado a nadar y también a navegar en la ciencia y ahora les toca verles partir rumbo a lo desconocido. Pero es este colectivo joven uno de los que más nos preocupa y ocupa. Y es por ello que desde muy distintos foros de la sociedad se intenta proporcionarles las cartas de navegación necesarias para adentrarse en un mar de incertidumbre laboral.

 

Con este propósito, queremos dar a conocer otras posibilidades profesionales más allá de la academia, un caladero cada vez más escaso. En ese sentido, las entidades colaboradoras ofrecen un entorno plenamente satisfactorio a personas formadas, exigentes y con ambición en donde desarrollar todo lo aprendido y emprender un nuevo camino. En esta sección Petya Valcheva y David Navarro Pérez nos cuentan cómo han hecho su sueño realidad estableciendo sus propias empresas.

 

 

Petya Valcheva tiene dos másters, uno en Biología Molecular (Universidad de Sofía) y otro sobre Monitorización de Ensayos Clínicos (Universidad de Lleida). Durante su tesis doctoral e investigación posterior en la Universidad de Lleida vio la necesidad de contribuir al análisis rutinario de ADN, ARN y proteínas utilizando los avances de las tecnologías más recientes. Así fundó y actualmente es la directora de Frontexbiomed S.L., conocida por su línea de productos DireCtQuant. Durante los años iniciales desarrollaron su primer producto y finalmente en 2016 fundaron una start-up. Un año más tarde, combinando el desarrollo de los productos con las tareas de marketing y todo lo que mantiene una empresa, han cosechado los primeros éxitos. 

 

Para Petya fundar y mantener viable una empresa no es fácil. Ningún libro te enseña cómo ganar un cliente, ni cómo cumplir con las exigencias de certifcación para comercializar un producto, ni cómo sobrevivir a los altibajos financieros. Pero su consejo es “hacer lo mismo que en un proyecto de investigación: dedicar mucho esfuerzo para desarrollar una idea o nicho de mercado, ser realista y escrupulosa en la planificación, dedicar mucho tiempo y no esperar un éxito a la primera. Lo único seguro es que en el camino se aprende mucho”. Su mayor satisfacción es ver los éxitos de sus clientes en sus proyectos de investigación. 

 

David Navarro Pérez fundó Danagen-Bioted S.L. y actualmente es su director científico. Licenciado en Biología por la Universidad de Barcelona, donde también hizo un Máster en Biotecnología, probó la investigación básica, su vocación, pero por diversos motivos tuvo que dejarlo y la forma de seguir haciendo investigación fue crear su propia empresa. Danagen-Bioted tiene dos líneas: Bioted produce kits para realizar cualquier práctica de biología molecular en centros educativos y los productos de investigación Danagen son kits para purificación de ADN/ARN. Lo que más le satisface es asesorar sobre cómo realizar prácticas o montar un laboratorio básico de biología molecular, organizando talleres para el profesorado que luego trasmitirá la pasión por la ciencia en sus clases.

 

Desde su punto de vista, lo más importante para emprender es tener ilusión, ser perseverante, trabajar mucho y lanzarse para hacer realidad una idea de negocio porque “una vez dentro, el mercado ofrece otras posibilidades”. David no tiene miedo al fracaso: “Esta es mi segunda empresa, la primera la cerré pero no fue un fracaso, todo lo contrario, fue un aprendizaje en el mundo de los negocios”. Y es que en palabras de Mark Zuckerberg “En un mundo que cambia realmente rápido, la única estrategia en la que el fracaso está garantizado es no asumir riesgos”.


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en las redes sociales: