Artículo publicado en julio de 2016

DOI: http://dx.doi.org/10.18567/sebbmdiv_RPC.2016.07.1

Jorge Calle

Departamento de Bioquímica y Biología Molecular I de la Universidad Complutense de Madrid

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Descargar artículo (pdf)

 

La Wikipedia se ha convertido en uno de los principales sitios de consulta de información de internet. Su uso masivo por parte de los estudiantes ha hecho saltar las alarmas: ¿cómo podemos fiarnos de la información contenida en una enciclopedia que puede ser editada por cualquiera, de forma totalmente anónima?

 

Es martes. Tengo que hacer un trabajo sobre la diisopropiltriptamina. No tengo ni idea de qué es eso. Tecleo en Google y rezo por que haya una entrada en la Wikipedia. Estoy inspirado, así que busco el artículo en inglés porque "seguro que es más fiable". ¡Bingo! Parece que tengo por dónde empezar...

Estoy convencido de que todos podemos imaginarnos, un poco al menos, en esta situación. Todos hemos hecho consultas rápidas en Wikipedia para demostrar que tenemos razón. O que no la tenemos. O que no tenemos ni la más remota idea. Hasta este punto ha calado Wikipedia en nuestras vidas. Pero ¿qué es la Wikipedia y hasta qué punto es fiable?

La Wikipedia, fundada en enero del 2001 por Jimmy Wales y Larry Sanger, se define a sí misma como "la enciclopedia libre que todos pueden editar" y recibe de media más de 50 consultas por segundo. Entre sus pilares se concreta su afán de búsqueda de la neutralidad, esto es, pretende ser una fuente de información que represente de forma precisa todos los puntos de vista de la comunidad (1). Pero las intenciones, por suerte o por desgracia, no siempre llegan a ser más que eso. El proceso de edición de Wikipedia se fundamenta en la idea de que cualquier persona, de forma anónima o no, puede alterar libremente sus contenidos. Es esta filosofía la que ha motivado las muchas dudas sobre la fiabilidad de dichos contenidos. Es importante matizar que los mecanismos de edición de la Wikipedia no son tan libres como podría pensarse (2). Esencialmente, todo usuario puede editar la mayoría de artículos sin necesidad de suscripción, pero sólo aquellos usuarios registrados, y dependiendo de su antigüedad y número de contribuciones, pueden llevar a cabo acciones como la creación de nuevos artículos o la protección parcial de los mismos. Para lograr permisos más allá de los citados se requiere que usuarios especiales, elegidos por la propia comunidad (p. ej. bibliotecarios o sysops) los habiliten. Este sistema restringe las acciones de los temidos trolls ya que estos, para llevar a cabo ataques de determinado calado, deben obtener permisos que sólo se conceden a usuarios con el respaldo de una buena parte de la comunidad.

Pero, ¿son estas medidas suficientes para garantizar la calidad de la información contenida en la Wikipedia? Estudios recientes (3,4) sugieren que sí. Estos resultados permiten concluir no sólo que la calidad de los artículos de la Wikipedia es comparable a la de las enciclopedias tradicionales, sino también que es menos vulnerable al ataque de usuarios maliciosos de lo que los críticos anticipaban. Finalmente, el hecho de que cada artículo de la Wikipedia disponga de una sección de discusión, abierta a los usuarios para el debate acerca de su contenido, así como un historial dónde se registran todas las modificaciones que se han realizado en la publicación hasta la fecha, permite llevar a cabo una evaluación crítica de la información. Sin embargo, no es oro todo lo que tras estos comentarios parece relucir, tal y como queda registrado en la propia Wikipedia (1). La lucha contra los trolls y la manipulación por parte de entidades y particulares, se une a las voces de muchos autores que han señalado la escasez de citas en muchos artículos, así como sesgos en los contenidos debidos a que el perfil de los editores no es necesariamente representativo de toda la población. La precaución, por tanto, sigue siendo imprescindible, especialmente en temas controvertidos y de actualidad.

¿Podemos asegurar entonces que la Wikipedia es fiable? Sugiero al lector que dedique unos segundos a meditar la respuesta a esta pregunta, ya que ésta, aún a la luz de todos los estudios existentes, no es trivial. Bien, desvelemos el truco: aún si el lector confía ciegamente en lo aquí escrito, lo único que puede concluir es que la Wikipedia es tan fiable como otras fuentes de información consideradas generalmente como fiables. Pero, ¿hasta qué punto estas fuentes de información generalmente aceptadas son fiables? En el ámbito científico, la calidad de los artículos de investigación y las revisiones se determina mediante su evaluación por expertos en la materia (proceso conocido como "peer review" en inglés). Sin embargo, no pocos estudios (5) apuntan a que este sistema presenta defectos importantes como su lentitud, resistencia a la publicación de nuevas ideas, nepotismo, sesgos de nación, género y renombre académico en el proceso de evaluación, competencia desleal y falta de acuerdo entre distintos expertos de cara a la publicación de un determinado trabajo. En palabras de Charles G. Jennings, antiguo editor de Nature (6) "(...) los científicos comprenden que la revisión mediante expertos per se asegura únicamente un mínimo de calidad, y que la concepción pública de este sistema de revisión como un sello de autenticación está alejada de la verdad". Es decir, tampoco podemos fiarnos por completo de las fuentes de información oficiales.

Nos hemos dado cuenta de que no podemos dejar de ser escépticos. Nos hemos dado cuenta de que necesitamos desarrollar capacidad crítica. Y la Wikipedia (y sus detractores) no sólo nos ha permitido evidenciar esta necesidad, sino que sugiere sistemas que podrían cubrirla. De hecho, diversos trabajos han planteado ya que la introducción de las prácticas de edición libre (4,7) puede ser exitosa en el proceso formativo de universitarios, unas ideas fácilmente exportables a la enseñanza en los institutos. Sabemos que la Wikipedia se utiliza con independencia de las advertencias de los docentes, ¿por qué no aprovechar su contenido a la vez que se incentiva el desarrollo del pensamiento crítico? Y hablando del pensamiento crítico, ¿puede el lector fiarse de estas palabras?

figura Jorge Calle

 Figura. Comparativa de los procesos de edición de un artículo en una revista científica y en la Wikipedia.

 

REFERENCIAS

1.- Wikipedia: https://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia (página de la Wikipedia sobre si misma)
2.- Wikipedia: https://en.Wikipedia.org/wiki/Wikipedia:User_access_levels (sobre los niveles de acceso y permisos de los usuarios de Wikipedia)
3.- Medelyan, O., Milne, D., Legg, C., Witten, I.H., 2009. Mining meaning from Wikipedia. Int. J. Hum. Comput. Stud. 67, 716–754. doi:10.1016/j.ijhcs.2009.05.004

 

 

Ver artículos de otros meses

Socios Protectores