Una investigación internacional en la que participa la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) ha descubierto por qué, en comparación con otros órganos del cuerpo, el cerebro presenta una sensibilidad extrema a la falta de oxígeno. El hallazgo abre nuevas perspectivas para evitar daños cerebrales tras sufrir un infarto (Fuente: UAM-mi+d).

Leer más

Socios Protectores