Esta comunicación permite la correcta formación de la cabeza y las extremidades del embrión del pollo, rompiendo así su eje de simetría para distribuir las partes de su cuerpo. La modificación determina las sucesivas transformaciones que sufren cada una de las células (Fuente: CSIC Consejo Superior de Investigaciones Científicas).

Leer más

Socios Protectores