Investigadores alemanes y españoles han descubierto que una proteína implicada en procesos cerebrales es la que permite la formación de recuerdos. Es la primera vez que un factor molecular específico aparece vinculado a la plasticidad sináptica y al aprendizaje: la reducción de Staufen2 en el cerebro anterior (prosencéfalo) tiene un impacto negativo en varios aspectos de la memoria (Fuente: Tendencias21).

Leer más

Socios Protectores