Una mutación genética -un error casual en el proceso evolutivo y sin función biológica aparente que se produjo hace más de 700 millones de años- podría contribuir a explicar el origen de órganos complejos y estructuras en humanos y en otros vertebrados. Así lo anuncia en la revista Nature Communications un equipo dirigido por el catedrático Jordi Garcia Fernàndez, de la Facultad de Biología y del Instituto de Biomedicina de la Universidad de Barcelona (IBUB), Manuel Irimia del Centro de Regulación Genómica (CRG) y Maria Ina Arnone (Estación Zoológica Anton Dohrn, Italia) (Fuente: NCyT Noticias de la Ciencia y la Tecnología).

Leer más

Socios Protectores