Los humanos no somos los únicos en aprovechar la energía de la electricidad. Algunas bacterias lo hacen también, produciendo a tal fin estructuras que se extienden desde sus superficies a modo de cables, para transferir electrones a distancias significativas (Fuente: NCyT Noticias de la Ciencia y la Tecnología).

Leer más

Socios Protectores