A+ A-


El VII Programa ha muerto, viva Horizonte 2020

Europa se mantiene firme en su objetivo de invertir el 3% de su PIB en ciencia en el marco del Programa Horizonte 2020. Las entidades españolas han obtenido una subvención cercana a los 3000 millones de euros con cargo al Programa Marco. La Agencia estatal CSIC lidera con 230 actividades el ranking español.

  • Ismael Gaona

S

iete Programas Marco, siete. El sistema de investigación y ciencia europeo cerró a finales de 2013 su último capítulo de financiación comunitaria y ha abierto este nuevo año la puerta a un nuevo escenario de desarrollo científico-tecnológico con vistas a 2020. El objetivo único: arrancar el compromiso de inversión de los socios europeos de un 3% en ciencia, tecnología e innovación. El ya vigente Programa Horizonte 2020 financia proyectos de investigación e innovación de diversas áreas clave, contando con la nada despreciable cifra de 80 000 millones de euros para el período 2014-2020, un 25% más que el programa marco anterior. Para la comisaria europea de Investigación, Innovación y Ciencia, Geoghegan-Quinn, nuestro país arranca de un punto de partida excelente «para beneficiarse de Horizonte 2020 por la experiencia que los investigadores e innovadores españoles han adquirido en su activa participación en el 7PM».

Las palabras de la comisaria no son baladíes. El ya extinto VII Programa Marco (7PM), prólogo de este nuevo, se apareció en 2006 al sistema nacional de ciencia y tecnología como un oasis en medio del desierto financiero. En plena crisis económica, España ha logrado contabilizar una subvención cercana a los 3000 millones de euros (según cifra CDTI en sus resultados provisionales sobre participación española en el 7PM), lo que implicará una inversión de 4225 millones de euros. Sin lugar a dudas, Europa es uno de los bastiones para que la maquinaria científica de nuestro país siga avanzando. Entre los datos singulares que arroja el informe se encuentra el alto grado de participación de las empresas españolas. De las 2500 entidades españolas que han suscrito su compromiso de investigar e innovar con fondos europeos, 1642 son empresas, de las que un 75% son pymes. Precisamente es este un hecho diferencial respecto al anterior Programa Marco, el Sexto (6PM), y es aquí donde se ha cimentado el discurso de la comisaria sobre el abanico de posibilidades que se abre para el tejido empresarial español.

Los datos le dan la razón. Analizando los resultados por tipos de entidad, encabezan el retorno español las empresas, con el 32,7% de la financiación obtenida por nuestro país, seguidas de las universidades (22,3%), los centros públicos de investigación (14,1%), los centros tecnológicos (11,6%) y las asociaciones de investigación (10,3%); el resto corresponde a las asociaciones, Administraciones Públicas y las organizaciones de la UE (4,3%, 4,1% y 0,5%, respectivamente).

Para el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, «debemos conseguir un sistema sostenible, que la sociedad perciba que el esfuerzo realizado en investigación e innovación, tanto desde el ámbito público como desde el privado, contribuye de manera clara a mejorar la calidad de vida y el bienestar de los ciudadanos». Para el ministro, con Horizonte 2020 España se situará entre los primeros países de Europa en I+D+i. ¿Y qué hay sobre la apuesta del 3% de inversión del PIB en I+D+i en nuestro país para 2020?

Echando la vista atrás

 

Los Programas Marco de la Unión Europea son el principal instrumento de financiación de la investigación en Europa. El Sexto Programa Marco de Investigación (6PM), que se desarrolló entre 2002 y 2006, ha prestado apoyo a la investigación española por valor de unos 943 millones de euros. España ha destacado en áreas como Tecnologías de la sociedad de la información, con un monto de más de 245 millones de euros; Desarrollo sostenible, cambio global y ecosistemas , con más de 126 millones de euros; Nanotecnologías y nanociencias, materiales multifuncionales basados en el conocimiento, y nuevos procesos y dispositivos de producción, con 115 millones de euros, y Ciencias de la vida, genómica y biotecnología aplicadas a la salud, con 100 millones de euros.

Los investigadores españoles también tuvieron éxito al conseguir financiación para formación, desarrollo profesional y planes de movilidad a través de las actividades del 6PM dedicadas a Recursos humanos y movilidad (Acciones Marie Curie») del programa Estructuración del Espacio Europeo de Investigación (EEI). En este apartado, 535 participantes españoles recibieron más de 79 millones de euros en total.

Ocho mil entidades para 28626 propuestas y un 60% más de participación... Lo cierto es que para alcanzar estos resultados ha sido necesaria la participación de 7356 entidades españolas en unas 28 626 propuestas que fueron presentadas a las distintas convocatorias. La tasa de éxito de las entidades españolas ha sido del 20% una cifra similar a la media general. Más de 8300 de ellos están trabajando en proyectos europeos con una financiación total de 2500 millones de euros. Eso sitúa a España en el quinto lugar de los Estados miembros que más han aprovechado el 7PM, como demuestra que entre el 6PM y el 7PM el número de proyectos coordinados por un participante español creció en un 60%.

 

 

Desgranando el 7PM en España

Según las cifras proporcionadas por CDTI (tomadas el 11 de noviembre de 2013), España ocupa «provisionalmente» junto con los Países Bajos, la quinta posición en el ranking de países por el retorno obtenido en el 7PM, con el 8,3% del presupuesto total adjudicado a los países de la UE-27, después de Alemania (18,2%), Reino Unido (16,8%), Francia (12,1%), Italia (9,3%), mejorando su posición con respecto al 6PM en casi dos puntos porcentuales.

El 7PM ha seguido manteniendo diferencias territoriales en cuanto a la percepción de proyectos y fondos. Por ejemplo, si tuviéramos que realizar un mapa sobre la distribución del retorno por comunidades autónomas Madrid (29,7%), Cataluña (29,1%) y País Vasco (13,4%) ocuparían las tres primeras plazas del ranking, con la Comunidad Valenciana (6,8%) y Andalucía (6,1%), en la cuarta y quinta posición. Entre estas cinco comunidades se reparten el 85 % de todo el retorno español.

«De las 2500 entidades españolas que han suscrito su compromiso de investigar e innovar con fondos europeos 1642 son empresas.»

Respecto a las temáticas objeto de financiación, los mayores retornos en valor absoluto dentro del Programa Cooperación se alcanzan en el tema deTecnologías de la información y las comunicaciones, con 572,5 millones de euros, al que siguen Nanociencias, nanotecnologías, materiales y muevas tecnologías de producción, con 366,9 millones de euros, y Salud, con 255,2 millones de euros. También destacan las subvenciones alcanzadas en las convocatorias de los programas específicos Ideas Personas, con 305,5 y 297,1 millones de euros, respectivamente. En cuanto al porcentaje sobre la subvención concedida a los países de la Unión, sobresale el área de Investigación en beneficio de las pyme, el área Regiones del conocimiento y energía , en las que España es el segundo país por retorno, alcanzando el 14,6%, 13,0% y 12,9% UE-27, respectivamente.

Entre los resultados de la participación española, según las cifras de CDTI, cabe destacar el excelente retorno obtenido en Internet del futuro, en el que provisionalmente se alcanza el 20,5% UE-27, al que sigue el logrado en Edificios energéticamente eficientes.

En cuanto al reparto, la Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas participa en 608 proyectos, de los que lidera 230. «Nos ha ido bien. Somos el primer órgano español y el tercero europeo. Hemos obtenido un ratio de éxito del 30%: uno de cada tres proyectos ha sido aceptado, una cifra superior a la media europea», subraya el presidente del CSIC, Emilio Lora-Tamayo.

 

Más inversiones para combatir la crisis

¿Y ahora, qué? En el discurso de la comisaria, el crecimiento y el empleo están directamente vinculados al ritmo de inversión en investigación e innovación. «Los Estados miembros en los que se ha seguido invirtiendo en investigación e innovación han obtenido mejores resultados durante la crisis que los que no lo han hecho», subraya Quinn. Por otro lado, la dirigente europea ya ha señalado que la nueva Estrategia de Investigación e Innovación de nuestro país comparte los mismos retos y ejes que se han identificado como prioritarios en la Estrategia Europa 2020; y así, los principales objetivos son que el 10 % de los proyectos estén coordinados por equipos españoles y que la tasa de retorno se incremente al 9,50% por el 8,3% que se obtuvo en el 7PM. Queda por ver ahora esta nueva convocatoria.


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en las redes sociales: