A+ A-


Recuperar el horizonte

En estos momentos de crisis y desconcierto en todos los ámbitos, incluido el de la actividad científica, necesitamos urgentemente recuperar un horizonte ilusionante que guíe y dé sentido a nuestros pasos.

  • Federico Mayor Menéndez

  • Presidente de la SEBBM

«L
a utopía está en el horizonte. Trato de alcanzarla. Camino dos pasos, ella se aleja dos y el horizonte se corre diez más para allá. ¿Entonces para qué sirve la utopía? Para eso sirve, para caminar.» Estas conocidas palabras del escritor uruguayo Eduardo Galeano son especialmente oportunas en estos momentos de crisis y desconcierto en todos los ámbitos, incluido el de la actividad científica, en los que necesitamos urgentemente recuperar un horizonte ilusionante que guíe y dé sentido a nuestros pasos. El objetivo compartido por SEBBM y muchas otras organizaciones científicas y sociales, españolas y europeas, es que la investigación científica y la educación de las nuevas generaciones deben ser verdaderas prioridades en la configuración de ese horizonte, a la vez que instrumentos esenciales en la transformación que requiere nuestra sociedad.

 

En el ámbito de la investigación, la aprobación del Horizonte 2020 de la Unión Europea abre sin duda oportunidades durante el período 2014-2020 que habrá que intentar aprovechar. Pero para poder participar y competir a escala internacional necesitamos urgentemente recobrar la confianza, eliminar las incertidumbres y afianzar nuestro sistema de I+D+i nacional, con hechos objetivos que apunten en esa dirección.

La publicación (¡por fin!) de las convocatorias del Plan Nacional en el mes de noviembre con un notable retraso exige ahora una gestión lo más ágil posible de las mismas, y evitar que se demore la siguiente convocatoria correspondiente al año 2014, con el fin de recuperar a finales del próximo año el ritmo normal lamentablemente alterado, tanto en lo que se refiere a proyectos como a recursos humanos. Sería importante también alcanzar un compromiso de todas las fuerzas políticas y de las distintas Administraciones para planificar un incremento continuado de la inversión en I+D+i en los próximos ejercicios presupuestarios, de tal forma que se recobre el tiempo perdido en el menor plazo posible, a medida que mejore el entorno económico. Esto es imprescindible para que, a su vez, la investigación tenga un papel protagonista en el futuro modelo de desarrollo.

Como ya he escrito en estas páginas, la SEBBM quiere contribuir en su ámbito al requerido proceso de reformas, con propuestas que ayuden a configurar la política científica y el apoyo de los ciudadanos a la actividad investigadora, en particular en lo referente al futuro de la bioquímica y la biología molecular, sus aplicaciones biomédicas y biotecnológicas y su repercusión social. Este número de la revista SEBBM cierra las diversas actividades realizadas en el año 2013 con motivo de nuestro cincuenta aniversario, con un monográfico sobre los 50 años de bioquímica en nuestro país. Las reflexiones de nuestros expresidentes, así como de científicos consolidados del mayor prestigio y también de algunos jóvenes investigadores sobre nuestro pasado y, en particular, sobre los tiempos por venir, son de gran valor en este sentido. Necesitamos la referencia de un horizonte transformador que nos convenza e ilusione, hacia el que poder caminar con paso vivo. No nos lo dejemos arrebatar.


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en las redes sociales: