A+ A-


Impulsar la ciencia en el 2016

En el próximo año se requerirá un impulso mucho más decidido y continuado para poder recuperar el fuerte impacto negativo en nuestra actividad científica causado por los recortes de estos años de crisis.

  • Federico Mayor Menéndez

  • Presidente de la SEBBM

A

lo largo del año 2015, la SEBBM se ha sumado a los esfuerzos para transmitir a las Administraciones públicas la importancia de dar prioridad a la I+D en sus acciones; a los partidos políticos para que concreten los contenidos de política científica en sus programas electorales, y a la ciudadanía para que tenga en cuenta las propuestas en este ámbito como un elemento relevante a la hora de decidir su voto. Entre nuestras iniciativas se cuentan la carta «A favor de una financiación estable para la ciencia en España» firmada por nuestros socios de honor y presentada en el Congreso de Valencia; el cuestionario a los distintos partidos políticos recogido y analizado en la Revista SEBBM del mes de septiembre, y nuestra participación activa en el debate denominado «Primer cara a cara entre políticos y científicos», organizado por la plataforma Sociedad Civil por el Debate hace unas semanas. En la misma línea, la COSCE ha organizado también en los días previos al inicio de la campaña electoral un debate con representantes de diversas formaciones para discutir el futuro de la I+D+i, y distintas declaraciones sobre la conveniencia de un pacto de Estado por la Ciencia han conseguido abrirse paso en los medios de comunicación.

Esperemos que tras la celebración de las elecciones puedan alcanzarse los amplios consensos necesarios para hacer frente a los grandes retos de transformación y regeneración económica y social, que deben tener a la ciencia y a la educación como motor destacado. Y ello requiere a su vez, como hemos repetido tantas veces, escenarios estables de financiación, mejores mecanismos de gobernanza y gestión, y ser capaces de atraer (y retornar) los recursos humanos capaces de tomar el relevo y de rejuvenecer las plantillas de nuestras universidades y centros de investigación.

En este contexto, los Presupuestos Generales del Estado para el sistema público de I+D+i para el año 2016 suponen solamente un ligero repunte global (del 0,36 % según el análisis que se detalla en este número de la Revista SEBBM) aunque hay una cierta mejoría en el desglose por capítulos, que permitirá un mayor crecimiento relativo de los gastos no financieros y del importe destinado a las convocatorias competitivas de proyectos. En todo caso, se requerirá un impulso mucho más decidido y continuado para poder recuperar el fuerte impacto negativo en nuestra actividad científica causado por los recortes de estos años de crisis. Por otra parte, hace unos días ha visto la luz, tras múltiples retrasos sobre lo previsto, la Agencia Estatal de Investigación. Esperemos que la Agencia pueda contar con el impulso, la autonomía y el entorno adecuado para hacer realidad el ansiado objetivo de gestión independiente, eficaz y flexible de los recursos asignados a la ciencia, para lo que debe contar con amplia participación de la comunidad científica en su gobierno, en el seguimiento de la actividad investigadora y en la definición de las estrategias futuras.

Quiero aprovechar esta Tribuna para dar la bienvenida a un nuevo colectivo de lectores de laRevista SEBBM que se incorporan a partir de este número. Se trata de los más de 500 estudiantes universitarios de diversos Grados relacionados con nuestras disciplinas que se han dado hasta ahora de alta como SEBBM-Estudiantes, en el marco del concurso de divulgación científica «Cuéntaselo a tus padres» que aún está en desarrollo. Esperemos que disfruten de los contenidos de nuestra Revista y que participen activamente en las iniciativas de la SEBBM.

Finalmente, en nombre de la Junta Directiva, os transmito a todos los socios (protectores, de honor, ordinarios, adheridos y estudiantes) y a las fundaciones y empresas colaboradoras, los mejores deseos en lo personal y en lo profesional para el próximo 2016, en el que os animo desde ya a participar en el XXXIX Congreso que celebraremos del 5 al 8 de septiembre en la deslumbrante ciudad de Salamanca.


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en las redes sociales: