A+ A-


La FEBS patrocinó la mesa redonda “Edición del genoma humano con CRISPR. Posibilidades y límites”

La mesa redonda “Edición del genoma humano con CRISPR: posibilidades y límites” (FEBS Special Session on Science and Society), reunió el pasado mes de diciembre a casi 400 asistentes en el Aula Magna de la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga.

  • Enrique Viguera Mínguez

  • Área de Genética. Universidad de Málaga. Miembro del equipo de divulgación científica de la SEBBM.

 

La actividad contaba con el patrocinio de FEBS y la colaboración de la SEBBM y se incluía dentro de la XV edición del ciclo de divulgación científica Encuentros con la Ciencia, organizado por los profesores de la Universidad de Málaga Enrique Viguera, Ana Grande y José Lozano. En los últimos años hemos presenciado el surgimiento de una de las más potentes herramientas biotecnológicas de las que el ser humano ha dispuesto hasta el momento. La técnica de edición genética CRISPR/cas9, cuyo origen se lo debemos al trabajo pionero del microbiólogo español Francisco Martínez Mojica, pone en nuestras manos la capacidad para modificar con una gran precisión y eficacia el genoma de cualquier ser vivo, y, por tanto, también el del ser humano.

 

Se ha creado, por tanto, un ambiente de enorme expectación, pero también de recelos, alimentados ambos por los medios de comunicación y por voces no siempre bien informadas, que hacían imprescindible un debate multidisciplinar sobre las posibilidades reales de aplicación de las técnicas de edición genética, sobre sus beneficios previsibles y sobre los peligros que encierra. 

 

Entre los ponentes invitados se encontraba Francisco Martínez Mojica, microbiólogo de la Universidad de Alicante, quien detalló su descubrimiento de las secuencias repetidas CRISPR, nombre que él mismo propuso. Francis Mojica identificó que algunas de las secuencias “espaciadoras” flanqueadas por las secuencias CRISPR, eran idénticas a fragmentos de genomas de bacteriófagos y plásmidos conjugativos, lo que le llevó a proponer que dichas secuencias constituirían un sistema de inmunidad adquirida en bacterias y arqueas que le conferiría resistencia frente a un ADN exógeno. Sorprendentemente, la comunidad científica tardó muchos años en aceptar un descubrimiento que supone una de las mayores revoluciones en la historia de la Biología.

 

El investigador Lluís Montoliu (Centro Nacional de Biotecnología, CSIC y CIBERER-ISCIII) destacó que la herramienta de edición genética basada en CRISPR-Cas procedente de un sistema de defensa bacteriana supone un magnífico ejemplo de cómo la investigación básica acaba transformándose en aplicada. La tecnología basada en CRISPR-Cas9 permite reproducir en modelos celulares y animales enfermedades que nos afectan, como los defectos congénitos o las enfermedades raras, como el albinismo, que es la condición genética que investiga en su laboratorio. Las herramientas CRISPR permiten personalizar estos modelos y construir avatares, modelos animales que portan exactamente la misma alteración genética diagnosticada en pacientes. Según Montoliu estas herramientas basadas en CRISPR suponen una revolución en las estrategias terapéuticas, con diferentes protocolos de terapia génica validados en modelos animales, que están a la espera de poder ser autorizados para su uso en pacientes. Sin embargo, destacó, hay que proceder con cautela antes de trasladar su uso a personas debido a las propias limitaciones de estas herramientas. El desarrollo de unas herramientas que conduzcan a la modificación del genoma humano abre vías esperanzadoras para la curación de diversas enfermedades, pero también abre vías más cuestionables para la mejora y potenciación de rasgos que han poseído los seres humanos desde sus orígenes como especie, e incluso para la incorporación de rasgos completamente nuevos, señaló el profesor de Filosofía de la Ciencia de la Universidad de Málaga y coorganizador del evento Antonio Diéguez Lucena junto con el profesor Enrique Viguera. ¿Debe limitarse el uso futuro de estas técnicas a funciones terapéuticas? Habrá sin duda que replantearse cuestiones de gran calado, tanto desde el punto de vista ético, como desde el político y el social. 

 

No podíamos cerrar este debate sin contar con un experto jurista que nos hablara de la regulación jurídica de la edición genética en España. El profesor de la cátedra de Derecho y Genoma Humano de la Universidad del País Vasco Iñigo de Miguel Beriain desglosó los tres grandes documentos normativos que se ocupan de regular esta materia en España: el Convenio de Oviedo, la Ley 14/2007 de investigación biomédica y el Código Penal. Destacó el desfase entre las necesidades de la investigación biológica y la regulación jurídica, basada en normas elaboradas en un contexto histórico muy diferente al actual.

 

Un debate necesario en cuya organización tuvo una implicación especial el alumnado de la asignatura Genética Humana que coordino, quienes no dudaron en aceptar el reto de ser ellos mismos los que presentaran el acto. Las nuevas generaciones piden paso.

 

Nota: el debate íntegro podrá visualizarse en breve en el canal Youtube de Encuentros con la Ciencia.


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en las redes sociales: