A+ A-

Revista: 50 AÑOS DEL CONGRESO FEBS EN MADRID 1969-2019


El Congreso FEBS VI: semillero y expansión de la bioquímica en España

La Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular (SEBBM), entonces la SEB, estaba dando sus primeros pasos cuando se constituyó la Federación Europea de Sociedades de Bioquímica (FEBS), el 1 de enero de 1964. 

  • Isabel Varela Nieto

  • Profesora de Investigación CSIC. Instituto de Investigaciones Biomédicas “Alberto Sols”, CSIC-UAM. Presidenta electa de la SEBBM desde 2018

La Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular (SEBBM), entonces la SEB, estaba dando sus primeros pasos cuando se constituyó la Federación Europea de Sociedades de Bioquímica (FEBS), el 1 de enero de 1964. Los científicos españoles vieron una oportunidad en FEBS para ampliar sus contactos internacionales y cimentar la enseñanza y la investigación en bioquímica en nuestro país. La organización del congreso de FEBS, en Madrid en 1969, fue la ocasión que estaban esperando, facilitada por el enorme prestigio internacional de Severo Ochoa, presidente de honor del congreso. 

 

La decisión y el compromiso de Carlos Asensio, Gertrudis de la Fuente, Carlos Gancedo, Santiago Grisolía, Federico Mayor Zaragoza, Gabriela Morreale, Alberto Sols, David Vázquez y Julio Rodríguez Villanueva (presidente del congreso), y un largo etcétera, lograron que se celebrase un congreso excepcional. Madrid acogió a ocho Premios Nobel: Ernst Chain, Carl Cori, Hans Krebs, Fritz Lipmann, Feodor Lynen, Severo Ochoa, Frederick Sanger y Hugo Theorell. Así como a destacadísimos científicos de la época, como los rusos Alexander S. Spirin, que clausuró el congreso, y Alexander Oparin, el argentino Eduardo de Robertis y el chileno Hermann N. Niemeyer. De la relevancia del evento da cuenta el póster a cargo de Salvador Dalí, fascinado por la biología molecular y admirador de Severo Ochoa, y la emisión de un sello de correos conmemorativo por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. El congreso se inauguró en el desaparecido pabellón deportivo del Real Madrid de la Castellana, pero las sesiones tuvieron lugar en la, entonces, recién inaugurada Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de la Universidad Politécnica de Madrid. 

 

La organización del congreso fue un trabajo minucioso realizado durante más de dos años por un grupo de investigadores, que enfrentaron con decisión y éxito problemas internos y externos derivados de la compleja situación política. 

 

Federico Mayor Zaragoza, fundador de SEB, actual presidente de honor de la SEBBM y vicepresidente del congreso FEBS 1969, nos cuenta los momentos complicados por los que atravesó la organización del congreso y cómo se resolvieron. Aportando, además de su excepcional visión, documentos de su archivo personal, claves para comprender el problema que plantearon algunas sociedades constituyentes de FEBS. Esto es, los asistentes al congreso con su presencia ¿apoyaban la dictadura? Afortunadamente concluyeron que no, que apoyaban a los científicos y a sus colegas, en un momento en el que lo necesitaban.

 

Carlos Gancedo, expresidente de la SEBBM, miembro de honor de SEBBM y miembro del comité técnico en FEBS 1969, y Juana María Gancedo comparten sus memorias de aquel momento temprano de sus carreras científicas. Nos cuentan el trabajo entre bastidores del congreso, durante la organización previa y durante el mismo, el meticuloso cuidado de los detalles de un congreso que atrajo a Madrid a unos 2.200 investigadores europeos, de las dos Américas, África y Asia. El esfuerzo personal y colectivo de los investigadores logró que la cita fuera un éxito a todos los niveles. 

 

FEBS VI contó con una estructura de cuatro simposios como pilares del desarrollo científico de la reunión: Biosíntesis de macromoléculas, Regulación metabólica, Mecanismos de acción de enzimática y Membranas: estructura y función. Contó además con cinco coloquios: Patología enzimática, Evolución bioquímica, Biología molecular de la diferenciación, Neurobiología molecular y Bases moleculares de la acción antibiótica. Entre las novedades que el congreso de Madrid proporcionó a los congresos de FEBS estuvieron la organización de las más de 1.200 comunicaciones recibidas por temática y el envío anticipado, por correo certificado, del libro de “abstracts” para que los asistentes organizasen su agenda. Más aun, FEBS VI fue el primer congreso internacional en el que se realizaron presentaciones tipo póster. 

 

Se puede destacar en este congreso la elevada participación de investigadoras españolas, un 30%, especialmente si consideramos el contexto social y político español del momento, y el escaso fomento de la formación universitaria de la mujer. Y ahí estaban nuestras primeras profesionales, mujeres valientes, trabajadoras e inteligentes, que han seguido desde entonces en la primera línea de la gestión, la enseñanza y la investigación en nuestro país. María Ángeles Serrano, actual vicepresidenta de la SEBBM, nos habla de este contexto y del papel de las mujeres en el congreso a través de las voces y los recuerdos de María Cascales, Pilar Carbonero, Ana Chueca, Rosario Lagunas, Margarita Salas y Magdalena Ugarte. De forma adicional a su participación en este dosier, la SEBBM ha publicado sus biografías en su portal de Internet (www.sebbm.es) en la sección “Retratos de mujeres en Bioquímica”.

 

 

En 1969, el 20 de julio, el astronauta Neil Armstrong pisó la luna, el 17 de agosto comenzó el festival de Woodstock y Estados Unidos comenzó su salida de Vietnam. Voló el primer Concorde, se realizó el primer trasplante de medula con éxito y recibieron el premio Nobel de Medicina y Fisiología Max Delbrück, Alfred D. Hersey y Salvador Luria por el descubrimiento de los bacteriófagos. En España, comenzaba tibiamente lo que se llamó más tarde “la apertura”, se autorizaron las clases mixtas y el uso del bikini, Salomé ganó Eurovisión y se vivían los últimos años de dictadura. Lentamente se comenzaban a abrir las ventanas a la modernidad y a la democracia. 

 

Contamos, por último, con la contribución excepcional de Israel Pecht, socio de honor de la SEBBM y exsecretario general de FEBS, quien recuerda el congreso de Madrid como su primer contacto con FEBS, Israel estaba entonces terminando su postdoc en Alemania y se inscribió en el congreso pero finalmente no asistió; aun así, nos ofrece una visión de cómo se vivió desde el exterior la polémica sobre la organización del congreso en España. Aprovecha la oportunidad para compartir sus ideas y reflexionar sobre lo que ha representado FEBS para las biociencias en Europa, los retos del momento actual, que no son muy diferentes de los de la propia SEBBM, y apuntar algunas potenciales soluciones.

 

Este dosier es un homenaje a los hombres y mujeres que fundaron la SEBBM y que con gran coraje, determinación y sabiduría supieron aunar esfuerzos y organizar un congreso excepcional en un momento político adverso. Abrieron las puertas de nuestro país a los bioquímicos internacionales y haciéndolo, no solo facilitaron que hayamos llegado a ocupar una posición destacada en este campo, sino que también contribuyeron a abrir las ventanas de la sociedad española al mundo. Su trabajo fue determinante para la modernización de la ciencia y el impulso de la enseñanza de la bioquímica en España. Sírvannos su actitud de ejemplo para los retos que ahora enfrentamos. 


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en las redes sociales: