A+ A-


La SEBBM se suma a las celebraciones por el día internacional de la mujer y la niña en la Ciencia

En la actualidad, las mujeres y niñas encuentran barreras de muchos tipos, a veces muy sutiles, que difi cultan su presencia en la ciencia. Por ello, en diciembre de 2015 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 11 de febrero Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, invitando a que se organizaran actividades de educación y sensibilización pública que ayudaran a logar una mayor participación y progreso de las mujeres y las niñas en la ciencia.


La SEBBM se ha sumado a la celebración de este año con una mesa redonda, titulada “El papel de la mujer investigadora en la Ciencia”, dirigida a un grupo de alumnos de 4º de la ESO del IES Lope de Vega de Madrid. En el acto participaron las bioquímicas Paloma Abad (Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense), Paloma Bragado (Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense), Ana Cuenda (Centro Nacional de Biotecnología) y Almudena Porras (Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense), junto a la ingeniera María Jesús Ledesma (Universidad Politécnica de Madrid). 

 

Además de repasar sus respectivas trayectorias profesionales, las participantes homenajearon a cuatro mujeres investigadoras que han sido un referente en Ciencia a nivel mundial, a la par que pioneras en la visibilización de la mujer científi ca: Ana Cuenda nos habló de Margarita Salas, impulsora de la bioquímica y la biología molecular en España junto a fi guras como Severo Ochoa y Alberto Sols, y pionera en el desarrollo de la biotecnología en España desde su laboratorio en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, en el que trabajó hasta su fallecimiento, en noviembre de 2019. María Jesús Ledesma presentó la biografía de Edith Clark, una de las primeras ingenieras en el mundo, y la primera mujer graduada en ingeniería en el MIT de Estados Unidos. Por su parte, Paloma Bragado eligió hablarnos de Rosalind Franklin, química y cristalógrafa que fotografi ó por primera vez la estructura del ADN, a quien el descubrimiento de la doble hélice por parte de Watson y Crick dejó injustamente relegada a un segundo plano. Por último, Paloma Abad nos habló de Gabriela Morreale, precursora de la universalización de la prueba del talón en recién nacidos, para prevenir el hipotiroidismo congénito, y del uso de suplementos de yodo en embarazadas, esencial para el correcto funcionamiento de la tiroides.

 

 

Posteriormente, Almudena Porras moderó una mesa redonda en la que se trataron las difi cultades encontradas a lo largo de la carrera científi ca por el hecho de ser mujer. Todas las ponentes coincidieron en que los mayores sesgos y las difi - cultades aparecen al intentar alcanzar los puestos más altos de la escala científi ca, donde el porcentaje de directoras de departamento o jefas de grupo de investigación cae hasta el 25%, respecto al 75% que representan los directores y jefes de grupo hombres. Para luchar contra ello, además de políticas de paridad y de igualdad de género, sería necesario ahondar aún más en nuevos modelos para la vida cotidiana y/o familiar, en los que hombres y mujeres se repartan por igual las tareas de ámbito doméstico. Y combatir estereotipos o ideas preconcebidas, como por ejemplo que muchas niñas hoy en día todavía, desde muy pequeñas, piensen en ser princesas antes que doctoras, ingenieras o biólogas. 


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en las redes sociales: