A+ A-


José Mariano Gago: In memoriam (1948-2015)

Con su muerte el pasado 17 de abril, la comunidad científica europea ha perdido un gran defensor de la ciencia, visionario y líder.

  • Julio E. Celis

  • Ex secretario general de la FEBS. Presidente de Oncopolicy Committee de ECCO

J

osé Mariano Gago falleció el pasado viernes 17 abril tras dos años de lucha contra el cáncer. A pesar de la enfermedad se mantuvo activo hasta el último día, trabajando en los temas cotidianos del Laboratorio de Física de Partículas (LIP), del que era director, así como en cuestiones urgentes de política científica europea de última hora. Mariano fue un notable físico experimental de altas energías y una figura política portuguesa muy admirada, sirviendo en el Gobierno como ministro de Ciencia y Tecnología (1995-2002) y ministro de Ciencia, Tecnología y Educación Superior (2005-2011). Puso en marcha el movimiento «Ciência Viva» en Portugal para promover la ciencia y la tecnología, reformó la educación superior y fue uno de los responsables de las políticas en ciencia más influyentes en Europa durante la última década. Con su muerte, la comunidad científica europea ha perdido un gran defensor de la ciencia, visionario y líder.

Mi amistad con Mariano empezó en Lisboa, en julio de 2001 durante el 27 Congreso de la Federation of European Biochemical Societies (FEBS), organizado por Claudina Rodriguez-Pousada. Durante la Presidencia portuguesa de la Unión Europea (EU) en el año 2000, Mariano, junto con la Comisión Europea (CE), se involucró en la preparación de la Lisbon Strategy for the European Research Area (ERA), y estuvo motivado para interactuar con las organizaciones científicas para construir «los constituyentes sociales para el desarrollo científico». ERA, una visión avanzada del comisario Philippe Busquin, era muy avanzada, situó a la ciencia en el centro de la sociedad del conocimiento y generó un nuevo interés tanto en la investigación básica como en la aplicada, con una base competitiva para la conversión del conocimiento en tangibles económicos y beneficios sociales.

En ese momento, FEBS ya había reconocido la responsabilidad social de los científicos e invitó a Mariano a ser un asesor de su Working Group on ERA. Durante las deliberaciones sobre el establecimiento del European Research Council (ERC) para apoyar la investigación básica de la más alta calidad, el apoyo de Mariano como presidente de la Iniciative for Science in Europe (ISE), una organización de base amplia que abarca todas las ciencias, ciencias sociales y humanidades incluidas, y Federico Mayor (director general de la UNESCO desde 1987 hasta 1999 y presidente del European Research Council Expert Group) fue esencial para convertir el concepto de ERC en un «objeto del deseo». Cuando Mariano fue reelegido como ministro en 2005, tuvo un papel decisivo en la obtención de apoyo del Consejo de Ministros para hacer del ERC una realidad. Hoy en día, el ERC se ha convertido en una piedra angular en el cumplimiento de las expectativas, con un aumento sustancial de la capacidad de innovación y la competitividad europea.
 

«Por primera vez, [con Mariano Gago] se llegó a un acuerdo político importante en cuanto a la necesidad de una estrategia científica global de largo plazo para acelerar la investigación y facilitar la innovación en la UE.»

El impulso europeo para una visión más integrada de la ciencia en el continente, así como el liderazgo y la visión política de Mariano, facilitó que la Organización Europea del Cáncer (ECCO) le invitara a convertirse en asesor de su Oncopolicy Committee en 2008. Unos años más tarde, cuando ECCO y otras organizaciones biomédicas crearon la Alianza Europea para la Investigación Biomédica, Mariano fue fundamental en la creación del Consejo Europeo de Investigación en Salud (EuCHR), que en Horizonte2020 se tradujo en la Comisión Técnica para la Salud (SPH). Esto se logró en gran parte gracias a su estrecha colaboración con dos ponentes del Parlamento europeo, la eurodiputada Teresa Riera Madurell (grupo PSE, ponente general del Reglamento que establece H2020 y el texto legal que es aprobado por codecisión del Parlamento europeo y del Consejo) y la eurodiputada Maria da Graça Carvalho (grupo PPE, ponente del programa específico). El resultado podría ser considerado como un punto de referencia político para el Parlamento europeo en la política científica de la UE y como punto de partida para una mayor cooperación entre el Parlamento europeo y las organizaciones científicas europeas y las sociedades. También, por primera vez, se llegó a un acuerdo político importante en cuanto a la necesidad de una estrategia científica global de largo plazo para acelerar la investigación y facilitar la innovación en la UE.

Durante los últimos meses, Mariano dedicó parte de su vida asesorando a la comunidad europea del cáncer, respecto a la creación de Cancer Core Europe, un primer paso hacia el establecimiento virtual de un Cancer Institute en Europa. Se esperaba poder atraer a toda la comunidad biomédica a trabajar conjuntamente en la creación, a largo plazo, del European Institute(s) of Health Research. 

Las principales actividades científicas en que Mariano trabajó fueron las relacionadas con la física de partículas, que estudió en la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN); una organización intergubernamental a la que admiraba y apoyaba como científico y responsable político durante su carrera científica. Después de pasar muchos años en el CERN, Mariano regresó al LIP portugués, la institución que él creó y dirigió hasta su muerte.

Mariano perteneció a muchas organizaciones. Presidió el International Risk Governance Council (IRGC) en Ginebra, y el High-Level Group (HLG) sobre Recursos Humanos para la Ciencia y la Tecnología en Europa. Fue miembro de la Junta directiva del Instituto Nacional Francés para la Salud y la Investigación Médica (INSERM), la Junta de consejeros del Instituto de Chipre, el Consejo de gobierno de Euroscience y fue un asesor especial del director general de la Agencia Espacial Europea (ESA). Fue miembro de la Academia Europea, y miembro honorario de la Sociedad Europea de Física.

Con la muerte de Mariano una era llega a su fin, y tenemos que trabajar duro para asegurarnos de que todo lo que empezó llegará a un final exitoso.

Descansa en paz, amigo mío.


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en las redes sociales: