A+ A-


En memoria de Carlos Alonso Bedate

El pasado día 13 de abril fallecía en Madrid a los 84 años Carlos Alonso Bedate, pionero y referencia en al campo de la bioética, destacadísimo científico y entrañable amigo y compañero durante muchos años en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa. 

  • Federico Mayor Zaragoza, Magdalena Ugarte, Fernando Valdivieso, José María Medina, Marisé García, Cecilio Giménez, Carmen Aragón, Federico Mayor Menéndez.

  • Universidad de Salamanca, Centro de Diagnóstico de Enfermedades Moleculares-CEDEM, Universidad Autónoma de Madrid y Centro de Biología Molecular Severo Ochoa.

Carlos Alonso tenía una formación amplia y multidisciplinar, en su doble condición de científico y sacerdote jesuita: Licenciado en Filosofía y Teología, Doctor en Ciencias Biológicas por la Universidad de Granada, Master en Genética por la Universidad de Davis (California) y Doctor en Genética Molecular por la Universidad de Nijmagen (Holanda). 

 

En 1973 formó parte, con muchos de nosotros, del “grupo granadino” (del que también formaba parte otro jesuita, Ignacio Núñez de Castro) que se trasladó con Federico Mayor Zaragoza a la Universidad Autónoma de Madrid para poner en marcha el Departamento de Biología Molecular y, a partir de 1976, el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa. 

 

 

Carlos Alonso ha sido todos estos años uno de los pilares del CBMSO, formando colaboradores y realizando aportaciones científicas muy relevantes, inicialmente en el campo de la genética molecular de Drosophila y posteriormente en el de la parasitología molecular. Sus contribuciones al conocimiento de las bases moleculares de la leishmaniosis y al exitoso desarrollo de vacunas han sido particularmente notorias. Tras su jubilación como profesor de investigación del CSIC siguió muy activo como profesor ad honorem en este campo y también en el de la evolución molecular. Carlos ha mantenido hasta el final su pasión por la actividad científica, hablando con entusiasmo juvenil de sus últimas publicaciones y manuscritos.

 

Carlos Alonso Bedate ha destacado también de forma muy sobresaliente en el ámbito de la bioética, con amplia repercusión a nivel nacional e internacional. Fue miembro destacado de comités de bioética nacionales (vicepresidente del primer Comité de Bioética de España, miembro de comités de ética de la Comunidad de Madrid, del Instituto de Salud Carlos III, de la UAM y del CSIC) e internacionales (Comité de Bioética del Consejo de Europa y de la Unión Europea). Durante el mandato de Federico Mayor Zaragoza como director general de la UNESCO, en 1994 Carlos Alonso fue presidente del Comité Internacional de Bioética, que culminó con la adopción unánime, por la Conferencia General de la UNESCO en 1997 y por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1988, de la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos, que constituye un instrumento mundial de primer orden en el campo de la biología. En el año 2003 cocoordinó la publicación del libro “Gen-Ética”. En toda su trayectoria Carlos destacó por el rigor, equilibrio y valentía de sus ideas, por su tono conciliador e integrador para generar consensos y por su talante abierto y sensible.

 

Para nosotros Carlos no sólo ha sido un excelente científico y especialista en bioética, sino entrañable amigo y compañero de camino. Hemos compartido con él discusiones científicas, comidas y cenas, y muchos acontecimientos familares en los que participaba en su calidad de sacerdote-amigo (bodas, bautizos, reuniones de navidad…). Deja en nosotros una huella imborrable. Después de tantos años de fraternidad y cooperación, permanecerá, ya invisible, viandante a nuestro lado. 


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en las redes sociales: