A+ A-


Nobel de Química 2020 para las creadoras de las “tijeras genéticas”


 

Emmanuelle Charpentier y Jennifer Doudna reciben el premio Nobel de Química 2020 por desarrollar la tecnología necesaria para “reescribir el código de la vida”, pero el español Mojica queda fuera.

 

Decepción en la ciencia española por el fallo del Nobel de Química que ignora la contribución de Mojica. Según las primeras declaraciones de Mojica tras el fallo: “La probabilidad era remota, pero ha pasado cerca». Los nombres de Charpentier, bioquímica y microbióloga de la Unidad Max Planck para la ciencia de los patógenos en Berlín, y Doudna, profesora de química y biología molecular en la Universidad de California, Berkeley (Estados Unidos) sonaban en la quiniela de los Nobel desde hace años. Era un premio seguro, solo era cuestión de tiempo que llegara. De hecho, recibieron el Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica en 2015 por estos mismos logros.

 

No hay tijera más afilada ni herramienta más precisa. Tanto, que puede transformar la vida desde su propia esencia, algo simplemente inconcebible hasta hace muy poco. El Nobel de Química ha premiado este año la creación de las revolucionarias «tijeras genéticas» CRISPR/Cas9, con las que la francesa Emmanuelle Charpentier  y la estadounidense  Jennifer Doudna “han reescrito el código de la vida”

 

Esta técnica revolucionaria permite cortar y pegar el ADN  a voluntad y editar cualquier forma de vida con una sencillez, rapidez y eficacia extraordinarias. Entre su potencial, el de mejorar cultivos e incluso resucitar especies. Pero lo que es más emocionante: esta tecnología contribuye al desarrollo de nuevas terapias contra el cáncer y puede hacer realidad el sueño de curar enfermedades hereditarias, explican desde la Real Academia de las Ciencias de Suecia. 


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en las redes sociales: