A+ A-


Steve Baldwin (1952-2014)

Stephen Allan Baldwin, Steve para sus muchos amigos y colegas, falleció el pasado día 13 de noviembre de 2014 a la pronta edad de 62 años, todavía en plena actividad investigadora y creativa.

  • Manuel Palacín

  • Institute for Research in Biomedicine (IRB Barcelona)

  • Marçal Pastor Anglada

  • Departamento de Bioquímica y Biología Molecular Facultad de Biología, Universidad de Barcelona

S
teve, junto con su amigo y durante largo tiempo colaborador Peter Henderson, fue miembro fundador  del Astbury Centre for Structural Molecular Biology de la Universidad de Leeds, centro de referencia a escala mundial en el ámbito de la biología estructural de las proteínas de membrana en el que siguió desarrollando su actividad. También fue investigador principal de uno de los grupos más activos en la European Drug Initiative for Channels and Transporters (EDICT), donde orientó su actividad investigadora al estudio de transportadores de interés biomédico. Es precisamente por su trabajo pionero en el ámbito de los transportadores de glucosa y de nucleósidos por lo que será siempre recordado y reconocido. En el primero de los casos sus contribuciones fueron determinantes para la mejor comprensión de la patogénesis de la diabetes y, en el segundo, sus aportaciones han permitido contextualizar el papel de los transportadores de la membrana plasmática en la quimioterapia del cáncer. 

Steve visitó España muchas veces, en alguna ocasión con toda su familia, su esposa y también colaboradora científica Jocelyn y sus hijos Chris y Alex. La última vez tenía que haber sido hace un par de años con motivo de la defensa de una tesis doctoral en la Universidad de Barcelona. Entonces supimos que iniciaba una nueva lucha en la que, lamentablemente, no ha podido vencer. Steve será recordado por sus muchas y excelentes contribuciones científicas, pero también y muy especialmente por su manera de ser. 

Era una persona curiosa, que siempre quería aprender y que, por lo tanto, sabía escuchar. Era cercano y afable con todo el mundo, especialmente con los investigadores jóvenes en formación. Siempre sabía incidir en las debilidades de los trabajos ajenos de manera educada y, sobre todo, constructiva. Estar y hablar con él era la mejor manera de comprobar que no nos habíamos equivocado al decidir dedicarnos a la investigación en bioquímica y biología molecular.  


¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en las redes sociales: