«50 años, 50 moléculas» en A hombros de gigantes