Las proteínas unidas al ADN afectan la eficiencia de la reparación de lesiones mutagénicas