El envejecimiento y diabetes tipo 2 provocan cambios redox en las mitocondrias de adipocitos