El investigador: ese es el enemigo