Modelización de flujos metabólicos: la era de la fluxómica