La organización de la membrana citoplasmática en microdominios se relaciona con la multirresistencia bacteriana a antibióticos