Vida microbiana: un océano de posibilidades biosintéticas