La formación de los circuitos neuronales precisa sincronización