Medicina personalizada o de precisión: la homeostasis de la individualidad