La COVID-19 entra de lleno en la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación