Antes de que los científicos puedan construir órganos humanos en el laboratorio, necesitan averiguar cómo construir tejidos que funcionan como los del cuerpo. Un nuevo método, en el cual el ADN se comporta como el velcro al hacer que las células se peguen entre sí, podría ayudar a abrir paso hacia la construcción de tejidos funcionales que algún día podrían emplearse para formar órganos. La investigación ha sido publicada en Nature Methods (Fuente: LaFlecha).

Leer más

Socios Protectores